El cuello y el escote son zonas propensas a un envejecimiento prematuro debido a la toma de sol, los cambios hormonales, la posición al dormir… Con el paso del tiempo la piel tiene menos elasticidad por la pérdida gradual de ácido hialurónico y colágeno.

Combinando diferentes técnicas conseguimos muy buenos resultados, así por ejemplo, si hay manchas debidas al sol o a la edad utilizaré láser IPL y/o Pixel. Si lo que tenemos es una falta de hidratación podemos inyectar una combinación de ácido hialurónico con vitaminas. Y si ya se han marcado mucho las arruguitas infiltraré ácido hialurónico o estimuladores de colágeno tipo Ellansé.

El tratamiento no es doloroso ya que antes aplicamos una crema anestésica que minimiza las molestias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies