¿Tienes la piel sensible?

Las pieles sensibles son aquellas delicadas, finas, en las que aparecen rojeces con facilidad, erupciones o diferentes tipos de lesiones. Son problemas muy frecuentes que, con el tratamiento adecuado podremos reducir los síntomas y mejorar de forma notable la calidad y naturalidad de nuestra piel.

Existen infinidad de síntomas de las pieles sensibles, pero a día de hoy encontramos diversas soluciones para cada caso concreto.

En primer lugar, nuestra doctora Marta Suárez realizará un estudio personalizado y un diagnóstico con las necesidades de tu piel y determinamos que tratamiento es el que más te favorece.

 

¿Cuál es mi tipo de piel?

Para conocer nuestro tipo de piel, podemos realizar una distinción de 3 tipos diferentes:

Piel sensible ocasional: Se trata de algo temporal, este tipo de afección en la piel se produce de manera puntual.

Piel sensible reactiva: Se produce por el uso de determinados tratamientos o cosméticos, que no son compatibles con nuestra piel se produce una reacción adversa.

Piel sensible natural: La sensibilidad de la piel es constante, no hay un detonante concreto, simplemente el estado de nuestra piel es sensible de manera continua.

SI tienes cualquiera de estos tres tipos de piel, que no cunda el pánico, es algo cada día más común, que, con el paso del tiempo tiene soluciones cada vez más eficaces.

La piel sufre este tipo de reacción ante diferentes estímulos tanto externos como internos.

 

¿Por qué tenemos la piel sensible?

Puede ser causado por distintos motivos:

– Si la piel contiene mayor densidad de nervios cutáneos con respecto a estímulos se altera el equilibrio de la piel provocando este exceso de sensibilidad.

– Otro factor que afecta a nuestra piel es la alimentación, es fundamental evitar los excesos y llevar una dieta sana y equilibrada.

– El estado emocional y el estrés pueden aumentar los síntomas y provocar un enrojecimiento de la piel y aumento de la sensibilidad.

Productos utilizados para nuestra piel, es importante evitar los cosméticos perfumados y con una elevada cantidad de conservantes ya que, podremos irritar nuestra piel.

El clima, los factores externos no podemos controlarlos, pero si podemos combatirlos y preparar nuestra piel para evitar la sequedad de la piel, especialmente en épocas de frío.

 

En clínica Marta Suárez te ofrecemos tratamientos personalizados y nuestra última novedad, los Sérums creados a medida para cubrir todas las necesidades de tu piel, tras un diagnóstico facial personalizado, eligiendo la mejor fórmula para tu piel.

 

CONSEJOS PARA MANTENER UNA PIEL SANA

Mantener la hidratación facial. La piel necesita estar hidratada durante todo el año, ya que se encuentra expuesta a los agentes externos es necesario encontrar la fórmula perfecta para evitar la pérdida de agua.

– Siempre debes desmaquillarte, de forma suave y con los productos adecuados para tu piel, sin frotar de forma brusca.

– Utilizar protección solar durante todo el año, ya que afecta a nuestra piel en las épocas cálidas pero también en las épocas frías.

– Empleo de cosméticos adecuados y específicos para nuestro tipo de piel.

 

Consigue una piel sana y equilibrada y cuídala durante todo el año.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies