BOTOX , el tratamiento estrella

El Botox o toxina botulínica es uno de los tratamientos más demandados debido a los espectaculares resultados y al efecto casi inmediato que tiene sobre nuestra piel.

Cada día son mas los hombres y mujeres, los que deciden utilizar esta sustancia mágica para mejorar su imagen e incluso eliminar complejos.

Hoy queremos hablarte en profundidad sobre este tratamiento, desde sus beneficios hasta aquellas dudas que te puedan surgir sobre su aplicación:

 

¿Qué es la toxina botulínica?

Es una sustancia química, una proteína purificada que se encarga de relajar los músculos faciales. Se inyecta en pequeñas dosis donde tenemos arrugas de expresión, como el entrecejo, para conseguir la eliminación o atenuación de las mismas y para la prevención de la aparición de nuevas arrugas.

Esta neurotoxina podemos aplicarla en el área del entrecejo, la frente, el surco nasogeniano, el contorno facial o la comisura de los labios.

Se trata de un producto que se aplica a través de microinyecciones y paraliza de forma temporal y reversible los músculos que tratamos, con el fin de evitar y suavizar las líneas de expresión y signos de envejecimiento que apareen en nuestra piel.

 

¿Con el botox perdemos sensibilidad?

La aplicación de botox siempre debe ser suministrada y llevada a cabo por un profesional del sector. La doctora Marta Suárez, realiza un diagnóstico personalizado de cada paciente determinando cuales son sus necesidades y preferencias. De este modo, se aplica la dosis necesaria que requiere cada caso, pero siempre llevada a cabo por un médico que conoce y determina la aplicación de botox, sin que haya ningún peligro para el paciente.

 

¿Para qué sirve la toxina botulínica?

La toxina botulínica no sólo tiene fines estéticos. También se utiliza con fines médicos para tratar determinadas patologías:

  • Hiperidrosis
  • Pérdida del cabello
  • Incontinencia urinaria
  • Migrañas
  • Distonías focales
  • Algias
  • Bruxismo

La aplicación de este tratamiento se realiza a través de microinyecciones por vía subcutánea y se suele repetir el tratamiento de manera periódica, ajustando las dosis necesarias, según el caso concreto.

 

La aplicación de botox, ¿un proceso doloroso?

Al tratarse de microinyecciones es un proceso prácticamente indoloro, aunque si el paciente lo desea se puede suministrar anestesia local o aplicar frío para evitar molestias.

 

¿Cuánto duran sus efectos?

Los efectos se observan pasadas 48 horas desde la aplicación, como hemos comentado anteriormente, los resultados son temporales y la duración de los efectos depende de cada persona. Podemos determinar que generalmente dura entre 4 y 6 meses, pero puede variar en cada paciente.

 

¿Con que edad podemos comenzar a aplicar botox?

El botox no sólo se utilizar para eliminar o difuminar las arrugas, también lo utilizamos como medio preventivo para evitar su aparición.

La toxina botulínica puede aplicarse cuando aparecen los primeros signos de envejecimiento facial, un tratamiento prematuro de las mismas nos asegura mejores resultados a largo plazo y un aspecto más natural ya que ralentizaremos la aparición de arrugas.

 

En clínica Marta Suárez, buscamos conseguir un aspecto natural de nuestros pacientes, pretendemos lograr una versión mejorada para que se sientan a gusto y seguros de sí mismos sin modificar la expresión facial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies