El verano va llegando a su fin y lo más probable es que ya hayas disfrutado de tus vacaciones. Largas jornadas al aire libre, sea en la playa o en la montaña, cambios en los hábitos alimenticios y, seguro que podemos confesar que alguna noche nos hemos acostado sin haber limpiado nuestro rostro.

Es por eso que ahora es muy importante retomar las rutinas de cuidado facial, pero además debemos compensar el daño oxidativo, la deshidratación o incluso, la aparición de alguna mancha que el sol y las altas temperaturas del verano han producido en nuestra piel.

Así que nos ponemos manos a la obra para poner a punto nuestra piel tras el verano.

Nuestra piel seguramente ha logrado un bronceado muy favorecedor que nos gustaría alargar en el tiempo, no existe una fórmula mágica para ello, pero extremar la hidratación es fundamental para conseguirlo. Para ello recuerda beber al menos dos litros de agua al día y aplicar hidratante dos veces al día.

Además recurrir a tratamientos de hidratación intensiva puede ayudar a compensar la flacidez o la aparición de pequeñas arrugas debido a la exposición solar.

Otra de las pautas que deberíamos tener en cuenta es exfoliar nuestra piel, una o dos veces a la semana, conseguiremos que el tono se mantenga uniforme y que los productos que usemos penetren mejor en nuestra piel.

Como os decíamos al principio, otro de los problemas que nos solemos encontrar tras el verano en las zonas más expuestas al sol como son el rostro, el escote y las manos, es la aparición de manchas solares.

No todas las manchas son iguales, por eso es muy importante antes de iniciar un tratamiento o comenzar a usar un cosmético que asegura eliminar las manchas, ponerse en manos expertas que te recomendarán lo que tu piel necesita.

Una de las propuestas con la que se obtienen muy buenos resultados es eliminar manchas con láser IPL y Pixel.

Asimismo, la Dra. Marta Suárez también utiliza tratamientos de lesiones pigmentadas, principalmente de la cara, escote y dorso de manos.

El láser IPL, luz pulsada intensa, se usa en tratamientos para eliminar manchas, arrugas y estrías. También es aconsejable realizar peelings químicos para mejorar los efectos. Los resultados y las sesiones dependen del tipo de mancha, del color de piel del paciente, de la profundidad del pigmento. Así, habrá manchas que se puedan eliminar totalmente y otras que se verán atenuadas.

El número de sesiones depende siempre del criterio del médico. No obstante, las sesiones se suelen espaciar cada 2- 3 semanas y es necesario el uso de protección solar y evitar la exposición a rayos UVA. Y por si os lo estáis preguntando, el tratamiento es completamente indoloro.

Ahora que ya sabéis por dónde empezar para poner a punto nuestra piel tras el verano…¡manos a la obra!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola ¿En qué podemos ayudarte?