El verano es tiempo para desconectar y relajar las rutinas, pero hay una a la que hay que seguir prestando especial atención, se trata del cuidado de la piel.

Con las altas temperaturas del verano, deberíamos adaptar nuestra rutina de cuidado facial, a productos más ligeros, e hidratantes, pero hoy queremos contaros algunos pasos que no debéis descuidar para empezar septiembre con un rostro fresco y radiante.

Rutina de belleza en verano.

Limpia tu rostro con productos suaves por la mañana y por la noche. Aunque no te hayas maquillado, recuerda que las cremas de protección solar también dejan residuos.

Acaba la limpieza con un tónico para equilibrar la piel.

– Incluye un serum con antioxidantes en tu rutina facial matutina. Ya te hablamos en este post de la importancia que tenían los productos que incluyes en tu neceser de vacaciones. Pues decirte, que viajes o no, en verano deberías cambiar tu serum por uno que incluyera antioxidantes, como la vitamina C. 

Los serum ricos en antioxidantes te ayudarán a neutralizar los efectos de los rayos solares, al igual que prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

– Hidratación por dentro y por fuera. Con esto queremos recordarte la importancia de beber mucha agua, sobre todo ahora que estamos inmersos en una ola de calor. Unos 2 litros de agua, ayudarán a compensar la deshidratación debida a las altas temperaturas y al sudor.

Igualmente después del serum aplícate una crema en el rostro con alto poder de hidratación, y si durante el día notas tu piel seca y tirante, te puede ayudar llevar en el bolso un spray de agua termal o una bruma facial hidratante.

– No olvides el protector solar. Es casi obvio, más horas de sol, más actividades al aire libre, siempre, siempre salir de casa con la crema de protección puesta y en el bolso.

Si además usas un sombrero, gorra o algún otro medio de protección físico, conseguirás mantener alejado el rostro de los rayos nocivos del sol y de esos efectos que queremos evitar, la aparición de manchas solares y el envejecimiento prematuro.

– Exfoliar la piel del cuerpo una vez a la semana. Eliminarás células muertas, a la vez que conseguirás un moreno uniforme y duradero.

No olvides exfoliar también la piel del rostro, siempre con productos suaves.

Y por supuesto, desconectar, pasear con calma, dormir una siesta y disfrutar de todas esas pequeñas cosas que no podéis hacer durante el resto del año. Añadida a la rutina de belleza de verano, son la garantía para volver en septiembre con una piel bonita y radiante.

¡Feliz verano!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies